8.17.2009

Mar




Ya huele a muerto. Lo bueno es que es el olor que aunque esté muerto no huele tan mal. El pan ya lo hacen desde agosto y es de esos que digo que huelen bien. Alguien escribió que probamos que el mundo existe porque nos morimos en él. Hay veces que ya no sé qué es real y qué no. Hay veces que escucho el mar en la ciudad pero también alguien dijo que en las ciudades el mar es más importante, porque es donde más se piensa en él. Creo que así es como funciona esto, entre más se piensa en las cosas, más existen. El mar está muerto aquí pero no dejo de pensar en él.

4 comments:

A said...

mejor entrada ever.

Anonymous said...

si asi es, entonces tu existes más que cualquier otra cosa, tal vez seas lo único que exise.

Anonymous said...

a lo mejor sucede como el conocido aleteo de la mariposa, un suspiro en la playa, acarrea un poco de brisa a la ciudad; entonces nos damos cuenta, que aunque lejos, el mar simpre nos va acompañar..

La señorita ojos de gato said...

Eso es lo que dicen de los muertos, que no desaparecen, que no dejan de existir mientras alguien en la tierra los recuerde. Y puede que este mecanismo se pueda emplear también para los objetos, los recuerdos y los sentimientos.

Como cuando tú amas a alguien y ese alguien ya no te ama más. Supongo que al menos, nos queda pensar en lo que queramos, porque sólo en el pensamiento somos verdaderamente libres.